Como bien sabemos las prendas de bebé son muy delicadas, por eso es
importante cuidarlas y de esa manera contribuir al cuidado de su piel.
Aquí te dejamos algunos tips rápidos y sencillos que serán de gran
ayuda.

  1. Lava la ropa, cobijas, mantas y toallas antes de ponérsela a tu bebé
    por primera vez, así evitarás el contacto de su piel con bacterias.
  2. Si vas a guardar su ropita porque ya no le queda o estás esperando
    que le sirva para ponérsela, lávala y llévala directo a una caja de cartón o
    contenedores de plástico ventilados, así evitarás su desgaste.
  3. Elige un detergente para lavar ropa de bebés y no te excedas con la
    dosis.
  4. Si vas a lavar en lavadora, ponla siempre en modo suave.
  5. No utilices suavizantes ya que son sumamente alérgicos para tu bebé.